1150. Lagunas costeras

Las lagunas costeras son extensiones cubiertas por una lámina de agua, más o menos somera. Estas lagunas están separadas del mar por restingas de arena, que, en su día, aislaron una porción de mar dentro del dominio terrestre. También puede tratarse de áreas testigo de antiguas lagunas de mayor tamaño hoy colmatadas de forma natural por sedimentos. Por último, existe un último caso de laguna costera, correspondiente a lo que en nuestro territorio se denominan "ullals", que son que afloramientos de acuíferos situados en llanuras aluviales dominadas por medios de vocación palustre.

La salinidad de estas lagunas es variable, dependiendo de la comunicación de estas con el mar y de la magnitud de los acuíferos terrestres vinculados a la laguna. Se trata en nuestro territorio de lagunas claramente salobres y de otras cuya influencia de contenido en sales marinas imperceptible.

Las lagunas, más o menos salobres, están colonizadas por comunidades acuáticas de macrófitos adaptados a las particulares condiciones de salinidad de cada laguna, que pueden resumirse en comunidades de aguas poco salobres (Clase Potametea y algunas asociaciones de la Clase Charetea) y comunidades de aguas con importante contenido en sales marinas (Clase Ruppietea maritimae, algunas asociaciones halófilas de la Clase Charetea y, puntualmente, también de la Clase Zoosteretea).

Las lagunas costeras albergan importantes representantes de fauna endémica del oriente peninsular ibérico, como es el caso de dos peces endémicos, el samaruc (Valencia hispanica) y el fartet (Aphanius iberus). Además, son parte del hábitat del galápago leproso (Emys orbicularis) y de una larga lista de especies de aves que crían o se alimentan en ellas.