10. DIRECTRICES

Estas directrices tienen por objeto contribuir a la regulación y ordenación de la gestión de los residuos en el ámbito de la Comunidad Valenciana, sirviendo de respaldo a las actuaciones propuestas y al modelo de gestión establecido en este Plan Integral.

El Plan Integral de Residuos de la Comunidad Valenciana contiene:

10.1 GENERAL

  1. A los efectos de este Plan, se aplican las siguientes definiciones para cada uno de los tipos de residuos considerados:
  1. La Consellería de Medio Ambiente podrá tomar las medidas necesarias para evitar los movimientos de residuos que no se ajusten al Plan Integral de Residuos, por lo cual la entrada y la salida de residuos de la Comunidad Valenciana deberá ser autorizada previamente por la Consellería de Medio Ambiente.
  2. Todo residuo potencialmente valorizable deberá ser entregado, para este fin, a un valorizador público, o a un valorizador privado autorizado.
  3. Se entiende por valorización todo procedimiento que permita el aprovechamiento de los recursos contenidos en los residuos. En todo caso, estarán incluidos en este concepto los procedimientos enumerados en el Anexo II B de la decisión de la Comisión 96/350/CE de 24 de Mayo.
  4. Eliminación se entiende como todo procedimiento dirigido a darle un destino final a las fracciones residuales no valorizables, bien por vertido controlado, o bien por destrucción total o parcial. En todo caso estarán incluidos en este concepto los procedimientos enumerados en el ANEXO II A de la Decisión de la Comisión 96/350 CE de 24 de Mayo.
  5. Con carácter general, en el caso de instalaciones de valorización o eliminación de residuos de cualquier tipo que no sean de titularidad de la Administración Autonómica, para poder iniciar su actividad deberán ser autorizadas por la Consellería de Medio Ambiente, la cual deberá comprobar previamente al inicio de sus actividades que cumple la totalidad de las especificaciones previstas para ese tipo de instalaciones tanto en este Plan como en la legislación vigente.
  6. Una vez las instalaciones de valorización o eliminación hayan iniciado su actividad, los servicios técnicos de esta Consellería deberán comprobar con la periodicidad y frecuencias necesarias que las instalaciones cumplen con las especificaciones previstas y en virtud de las cuales se otorgó la correspondiente autorización para iniciar sus operaciones. En caso de no ser así, la instalación deberá ser clausurada temporalmente hasta que se subsanen las deficiencias encontradas o definitivamente si ello no fuera posible.
  7. Las instalaciones existentes en el momento de la aprobación de este Plan deberán adaptarse a las prescripciones de éste, en el plazo máximo de 2 años a partir de la fecha de su aprobación definitiva, para lo cual solicitarán la correspondiente autorización a la Consellería de Medio Ambiente.

10.2 REDUCCIÓN EN LA PRODUCCIÓN DE RESIDUOS

  1. En cumplimiento de las determinaciones de la Ley de Envases y Residuos de Envases, la Administración Autonómica, en el ámbito de sus competencias y previa consulta con los agentes económicos, adoptará las medidas oportunas, especialmente relativas al diseño y proceso de fabricación de los envases, con la finalidad de minimizar y prevenir en origen la producción de residuos de envase.
  2. La Administración Autonómica fomentará la reutilización "in-situ" por parte de los propios productores de los residuos orgánicos por ellos generados, en aquellas circunstancias que ello sea posible, mediante la información y divulgación de técnicas y prácticas de compostaje doméstico.
  3. La Consellería de Medio Ambiente impulsará las medidas de minimización propuestas para los residuos industriales en el Plan Integral.
  4. La Consellería de Medio Ambiente priorizará la concesión de Títulos de Gestor para el mismo tipo de residuos, a las instalaciones de regeneración y valorización frente a los tratamientos destructivos y vertido, siempre que las condiciones de protección ambiental sean las adecuadas.

10.3 RECOGIDA Y TRANSPORTE DE RESIDUOS

10.3.1. Residuos Sólidos Urbanos

  1. Los residuos sólidos que se presenten para su recogida por los servicios municipales, estarán siempre depositados en los contenedores que a tal fin, hayan sido dispuestos por estos servicios. En aquellas zonas que por su baja densidad, no dispongan de contenedores municipales, los residuos se presentarán en contenedores propiedad de los productores de los residuos.
  2. Los residuos se depositarán en bolsas de plástico, papel o materiales similares que eviten el contacto directo del residuo con las paredes y fondo de los contenedores.
  3. Los contenedores serán del tipo cubierto y estarán construidos de materiales no absorbentes, a prueba de fugas, durables y fácilmente lavables. Estarán diseñados de modo que en su manipulación los empleados del servicio de recogida no tengan que entrar en contacto directo con los residuos.
  4. En cada localización se dispondrán los contenedores necesarios, y con el volumen adecuado, para poder almacenar todos los residuos generados por esa unidad de servicio entre dos recogidas.
  5. El sistema de recogida de residuos sólidos se realizará a tres niveles: Acera, Area de Aportación y Ecoparque.
  6. Salvo en aquellas poblaciones donde el Plan especifique lo contrario, a nivel de acera se dispondrá de un grupo de dos contenedores por cada 75 habitantes, aproximadamente. El primer contenedor estará destinado al depósito exclusivo de los residuos orgánicos. El segundo contenedor estará destinado al depósito del resto de los residuos, a excepción de los residuos que deberán ser depositados en las Areas de Aportación, los residuos tóxicos o peligrosos, y los residuos voluminosos.- Los contenedores serán de diseño, tamaño y color distintos, incorporarán indicaciones gráficas y textuales de los residuos que pueden o no pueden admitir. Además estarán diseñados de modo que durante la operación de carga en el camión se evite todo riesgo de derrame o pérdida.
  7. Las Areas de Aportación, que se dispondrán con una densidad media aproximada de un Area por cada 600 habitantes, contarán cada una de tres contenedores de color distinto. El primer contenedor recibirá exclusivamente recipientes de vidrio, el segundo de papel y cartón y el tercero de envases y residuos de envases, excepto los de vidrio y cartón. Los contenedores incorporarán indicaciones gráficas y textuales de los residuos que pueden o no pueden admitir.
  8. Las oficinas u otras unidades de servicios administrativos que cuenten con una plantilla superior a 100 trabajadores, desarrollarán programas específicos de recogida selectiva de papel.
  9. Los establecimientos comerciales que generen más de 10 toneladas mensuales de residuos de cartón corrugado desarrollarán programas específicos de recogida selectiva de este material.
  10. Los edificios que cuenten con más de un 10% de su superficie útil para uso de oficina, comercial, industrial, talleres o almacenamiento, deberán contar con servicios que permitan una recogida selectiva de los distintos tipos de residuos que se generen (papel-cartón, vidrio, envases o materia orgánica).
  11. Los productores de residuos que a continuación se citan serán responsables de transportarlos y depositarlos en los "Ecoparques": papel, cartón, tetrabricks, vidrio, PVC, otros plásticos, productos metálicos voluminosos (electrodomésticos, somieres,..), tubos fluorescentes, escombros hasta un máximo de 50 kg. por entrega y día), aceites de cocina, frigoríficos, madera, aceites usados de cárter, baterías de automóviles, pilas, medicamentos sólidos, aerosoles, radiografías.
  12. Los residuos inertes procedentes de la construcción y demolición de edificaciones, así como de obras de reforma de las mismas ( residuos de materiales de construcción, maderas, gomas, cartonajes y plásticos), serán transportados y depositados por sus productores en los vertederos de residuos inertes dispuestos a tal fin. Cuando la cantidad unitaria a entregar por día sea inferior a 50 kg., podrán ser también depositados en los Ecoparques.
  13. Los Ayuntamientos arbitrarán los mecanismos necesarios para asegurar que todos los residuos inertes procedentes de la construcción y demolición de edificaciones generados en su ámbito territorial son eliminados de acuerdo con los procedimientos previstos. A tal fin las ordenanzas municipales incluirán las determinaciones oportunas que permitan garantizar que en la documentación de las licencias de obras y cédulas de habitabilidad se incluya un certificado de vertido controlado de residuos inertes. La cédula de habitabilidad o la licencia de actividad no se concederán hasta que el promotor de la construcción no presente certificación de haber depositado los residuos inertes producidos en una instalación autorizada, debiendo especificarse el volumen depositado.
  14. En los viales de nueva construcción se reservará espacio para la instalación de contenedores que permitan la recogida selectiva según el modelo propuesto en el Plan.
  15. Se establecerá un sistema separado para la recogida de pilas y pilas-botón. Preferentemente se arbitrará mediante un sistema de retorno (sin depósito económico previo), al vendedor. Las entidades gestoras de los residuos arbitrarán los mecanismos necesarios para la recogida y tratamiento de estos residuos especiales.
  16. Los vehículos utilizados en la recogida y transporte de los residuos sólidos tendrán la caja cerrada, o en su defecto, deberán disponer de un elemento de cubrición adecuado que evite el escape o derrame de residuos durante la operación de transporte. A ser posible, incorporarán un mecanismo de compactación.
  17. Los residuos depositados en la acera y Areas de Aportación serán recogidos con la frecuencia necesaria para impedir la propagación o atracción de vectores o la producción de molestias al vecindario (olores, aspectos estéticos, etc.). En cada caso, los servicios de recogida adoptarán la frecuencia mínima compatible con las condiciones de salud y evitación de molestias, con objeto de minimizar los costes de recogida, el consumo de combustible y la contaminación atmosférica.

10.3.2. Residuos Industriales

  1. Se entiende por gestión, La recogida, el almacenamiento, el transporte el tratamiento, la valorización y la eliminación de los residuos, incluida la vigilancia de estas operaciones y la de los vertederos i almacenamientos definitivos una vez completados.
  2. Gestor el titular autorizado para realizar cualquiera de las actividades que componen la gestión de los residuos, sea o no el productor de los mismos, siempre que no implique exclusivamente la recogida y transporte o el transporte de los mismos.

10.4 ESTACIONES DE TRANSFERENCIA E INSTALACIONES DE RECUPERACION

  1. Las instalaciones de transferencia de residuos así como las instalaciones previstas en el Plan para la recuperación de materiales valorizables y producción de abono orgánico serán diseñadas de acuerdo con los principios de la mejor técnica disponible.
  2. Las instalaciones estarán dotadas de todos los elementos de seguridad necesarios para evitar los riesgos a la salud de los operarios y de la población en general.
  3. Los Centros de Transferencia y Centros de Agrupamiento y Transferencia propuestos en el Plan Integral, para el almacenamiento intermedio de residuos especiales y no especiales, se inscribirán como gestores de almacenamiento, especificando los residuos que vayan a almacenar.
  4. Los polígonos industriales de nueva construcción que tengan entidad suficiente (100 empresas) preverán una parcela para la localización de un centro de agrupamiento y transferencia.
  5. Todas las instalaciones de recuperación y valorización de residuos industriales diseñadas de acuerdo con la mejor tecnología disponible y asegurando una protección completa del medio ambiente.

10.5 SEGUIMIENTO EN LA PRODUCCIÓN DE RESIDUOS INDUSTRIALES

  1. Las Declaraciones por parte de los productores de residuos es la herramienta más eficaz para conocer el estado de la gestión en la Comunidad Valenciana. Así, se deberá hacer un esfuerzo por mejorar esta herramienta incidiendo en el cumplimiento de las exigencias legales en materia de autorizaciones. Los Productores industriales deberán declarar todos los tipos de residuos.
  2. Los mecanismos de control e inspección para las empresas que no declaren adecuadamente sus residuos se regularán mediante la futura Ley de Residuos de la Comunidad Valenciana y reglamentos posteriores. Sin embargo y aprovechando las subvenciones y otras partidas presupuestarias ( pej.estudios sectoriales) que va a destinar la Consellería de Medio Ambiente para la realización de auditorías medioambientales orientadas hacia la minimización, se aprovecharán estas auditorías como herramienta de inspección y control de las empresas en la gestión de sus residuos.

  3. Se creará un Registro de Gestores de Residuos para todos los tipos de residuos indicados en el Plan. Todos los Gestores deberán inscribirse en este Registro.
  4. Las Listas del Inventario de Residuos Industriales tienen carácter orientativo y podrán ser aprobadas mediante Orden del Conseller de Medio Ambiente.
  5. La autorización que se expida para la gestión de residuo de aceites usados, podrá circunscribirse a un ámbito territorial determinado. Mediante Orden del Conseller de Medio Ambiente este sistema de autorización circunscrita a un ámbito territorial se podrá hacer extensiva a otros tipos de residuos especiales.

10.6 VERTEDEROS CONTROLADOS

10.6.1. Vertederos de residuos sólidos urbanos y asimilables

  1. Suelo urbano: Con carácter general, a una distancia inferior a 2.000 metros de suelo clasificado como urbano, y en ningún caso a menos de 500 metros del mismo.
  2. Aeropuertos: Como regla general a una distancia menor de tres kilómetros medidos a ambos extremos de la pista.
  3. Áreas inundables de riberas de ríos y zonas costeras.
  4. Humedales.
  5. Zonas geomorfológicamente inestables.
  6. En general en todas aquellas zonas donde como resultado del Estudio de Impacto Ambiental se plantee la existencia de un riesgo ambiental importante.

 

  1. Control de recepción: El operador estará obligado a disponer de un procedimiento de control de las características de los residuos recibidos, que evite la aceptación de residuos tóxicos o peligrosos.
  2. Accesos: El operador deberá controlar el acceso a la instalación para evitar vertidos ilegales, o riesgos para personas no autorizadas. A tal efecto se podrán utilizar barreras naturales o artificiales.
  3. Cubrición: En el caso de vertedero de baja o media densidad el operador cubrirá los residuos depositados cada día con una capa de tierra de al menos 15 cm. de espesor, con el fin de controlar vectores, evitar la dispersión por el viento de los residuos, evitar olores e impedir procesos de combustión espontánea.
  4. Gases explosivos: El operador establecerá un programa de control de la producción de biogas, cuando la tipología de la explotación así lo requiera.
  5. Control de aguas: Se tomarán las medidas adecuadas para evitar la entrada en la parte activa del vertedero de las aguas procedentes de escorrentías superficiales. Asimismo, el vertedero dispondrá de un sistema de control que evite la escorrentía hacia los terrenos circundantes de las aguas de lluvia directamente caídas sobre su superficie:
  6. Control de lixiviados: Se recogerán todos los lixiviados de forma que estos no se acumulen en el fondo del vertedero, para su posterior depuración y eliminación segura. Durante el primer año de actividad del vertedero se realizará un análisis cada tres meses, como mínimo de la composición del lixiviado. Durante el resto del período de operación y durante los 2 años siguientes a la clausura del vertedero, la periodicidad del análisis podrá reducirse hasta seis meses. De los 2 a los 10 años siguientes a la clausura del vertedero la periodicidad podrá reducirse hasta 1 año, pudiendo modificarse ésta a criterio de la autoridad medioambiental competente.
  7. Protección del suelo y de las aguas subterráneas: Todo vertedero deberá cumplir las condiciones necesarias, de forma natural o conseguidas artificialmente, para prevenir la contaminación del suelo y de las aguas subterráneas. Las formaciones geológicas no saturadas que constituyan el sustrato de la base y de los taludes del vertedero cumplirán el requisito de un coeficiente de permeabilidad, K (m/s), máxima de 1 x 10-7 m/s. para un espesor del sustrato de 1 m en el caso de inertes y de 1 x 10-9 m/s para un espesor del sustrato de 1 m en el caso de urbanos, medidos en condiciones de saturación del agua. En caso de que este requisito no se cumpla de modo natural, se tomarán las medidas técnicas adecuadas para alcanzar el mismo nivel de seguridad; no obstante, las formaciones geológicas deberán cumplir de modo natural, al menos, con un coeficiente K máximo de 1 x 10-7 m/s para un espesor del sustrato de 5 m en el caso de urbanos.

 

10.6.2. Vertederos de inertes

10.7 VERTEDEROS DE RESIDUOS INDUSTRIALES

Este apartado hace referencia a los vertederos de residuos especiales y no especiales.

 

10.7.1 Vertederos de Residuos Especiales

  1. Control de recepción: Se dispondrá de un procedimiento de control de las características de los residuos recibidos que evite la aceptación de los residuos o sustancias que no se ajusten a los criterios de admisión establecidos. Los criterios de admisión de residuos especiales y no especiales se adaptarán a lo indicado en la propuesta de la Directiva del Consejo COM (97/105) con vistas a la adopción de la Directiva relativa al vertido de residuos.
  2. Depósito: El depósito se llevará a cabo en celdas separadas de tal manera que no se mezclen residuos que puedan reaccionar entre sí. En el proyecto técnico para la autorización del vertedero se indicarán el número de celdas y los residuos a disponer en cada una de ellas.
  3. Accesos Se controlará el acceso a la instalación para evitar vertidos ilegales o riesgos para personas no autorizadas. A tal efecto, se utilizarán siempre barreras artificiales.
  4. Gases explosivos: El operador establecerá un programa de control de la producción de metano.
  5. Control de aguas: Se tomarán las medidas adecuadas para evitar la entrada en la parte activa del vertedero de las aguas procedentes de escorrentías superficiales. Asimismo, el vertedero dispondrá de un sistema de control que evite la escorrentía hacia los terrenos circundantes de las aguas de lluvia directamente caídas sobre su superficie.
  6. Control de lixiviados: Se establecerá un sistema de recogida e impermeabilización de lixiviados de acuerdo con los siguientes principios:
  1. Protección del suelo y de las aguas subterráneas: No se concederá otorgamiento de autorización para la instalación de un vertedero de residuos especiales y no especiales cuando los terrenos donde pretenda ubicarse no posean de manera natural un coeficiente de permeabilidad K inferior a 10-7 m/seg. en un espesor ³ 10 m. Además, este coeficiente deberá adaptarse de forma artificial al mínimo exigido:
  1. Control de la contaminación de las aguas subterráneas: Con objeto de prevenir y, en su caso, remediar la contaminación de aguas subterráneas durante todo el periodo de operación y hasta 10 años después de la clausura del vertedero, se realizará un seguimiento de la calidad de las aguas subterráneas.
  2. Para la vigilancia, los parámetros que habrán de analizarse en las muestras tomadas deberán determinarse en función de la composición del lixiviado prevista y de la calidad del agua subterránea de la zona. Al seleccionar los parámetros para análisis, deberá tenerse en cuenta la movilidad en la zona de las aguas subterráneas. Entre los parámetros podrán incluirse indicadores que garanticen un pronto reconocimiento del cambio en la calidad del agua (l).

 

 

 

FASE DE EXPLOTACIÓN

FASE DE MANTENIMIENTO POSTERIOR AL CIERRE

Nivel de las aguas subterráneas

Cada 6 meses (1)

Cada 6 meses (1)

Composición de las aguas subterráneas

Frecuencia especifica del lugar (2) (3)

Frecuencia específica del lugar (2) (3)

(1) Si existen fluctuaciones en los niveles de aguas subterráneas, deberá aumentarse la frecuencia

(2) La frecuencia deberá basarse en la posibilidad de acciones reparadoras entre dos tomas de muestras si se alcanza un nivel de intervención, es decir, la frecuencia deberá determinarse sobre la base del conocimiento y la evaluación de la velocidad del flujo de las aguas subterráneas.

(3) Cuando se alcanza un nivel de intervención, es necesario hacer una verificación mediante la repetición de la toma de muestras. Cuando se ha confirmado el nivel, debe seguirse un plan de emergencia (establecido en la autorización).

 

  1. Cuando se clausure un vertedero por haber alcanzado su máxima capacidad o a petición del propietario, previa autorización de la autoridad competente, o bien por decisión motivada de ésta, deberá recibir un recubrimiento final a fin de acomodar la zona a su utilización futura e integrarla en el paisaje que la rodea. El recubrimiento final deberá ser realizado en un plazo inferior a seis meses contados desde la fecha última de recepción de residuos. La permeabilidad resultante de la cubrición deberá ser igual o menor que la fijada para el sustrato de la base.
  2. Mientras la autoridad competente considere que el vertedero puede constituir un riesgo para el medio ambiente, la entidad explotadora será responsable de la vigilancia y análisis de los gases y lixiviados de vertedero y del régimen de aguas subterráneas en las inmediaciones del mismo.

10.7.2 Vertederos de Residuos No Especiales

  1. El tipo de residuos admisibles será el de residuos denominados como No Especiales en el Plan Integral de Residuos. Mientras no se construya el vertedero de residuos No Especiales, estos residuos podrán ser enviados a vertederos de residuos sólidos urbanos , siempre que el vertedero esté autorizado para este tipo de residuos, cumpla las condiciones de impermeabilidad requeridas para estos vertederos y se acondicione una celda de seguridad para el depósito individual de este tipo de residuos.
  2. Será de aplicación todo lo indicado en el apartado correspondiente al vertedero de residuos especiales, a excepción del coeficiente de permeabilidad que será el siguiente: K £ 10-9 en un espesor de 1 metro.
  3. No se concederá otorgamiento de autorización para la instalación de un vertedero de residuos No Especiales cuando los terrenos donde pretenda ubicarse no posean de manera natural un coeficiente de: K £ 10-7 en un espesor de 5 metros.

10.8 PLANTAS DE CLASIFICACIÓN DE ENVASES

  1. Aún cuando el Plan no lo ha previsto, dada la escasa densidad de población existente, la Consellería de Medio Ambiente podrá, si así lo estima conveniente, ampliar el número de instalaciones de clasificación de envases ligeros en el interior de las provincias de Castellón y Valencia.

10.9 CONTRATOS PUBLICOS

  1. En cumplimiento de la Disposición Adicional Tercera de la Ley de Envases y Residuos de Envases, la Administración Autonómica procederá, en el plazo máximo de un año, a la revisión de los Pliegos de Prescripciones Administrativas y Técnicas que rigen en los concursos de obras y suministros con objeto de:
    1. Evitar cualquier barrera técnica o administrativa a la compra o utilización de productos recuperados o reciclados, siempre que estos cumplan con las especificaciones técnicas del uso al que están destinados.
    2. Establecer mecanismos de fomento y preferencia para la adquisición de productos o contratación de obras que incorporen las mayor cantidad posible de productos recuperados.