Biología y comportamiento

Hábitat

La Focha Cornuda muestra preferencia por humedales de agua dulce o ligeramente salobre, de carácter permanente o temporal, y con una buena cobertura de vegetación sumergida o de helófitos que formen un denso cinturón perilagunar.

La presencia de abundante vegetación sumergida juega un importante papel durante la época de reproducción, pero fuera de este periodo la especie también utiliza humedales con mayor superficie de aguas libres.

Alimentación

Su dieta es omnívora, con predominio de plantas acuáticas, aunque también se alimenta de otros vegetales, semillas e invertebrados. El alimento lo toma de la superficie del agua o buceando hasta alcanzar la vegetación sumergida. Puede pastar en las cercanías de la orilla.

Reproducción

El período reproductor puede abarcar desde la segunda quincena de febrero hasta finales de septiembre, con un máximo de puestas entre mayo y junio. Las fochas cornudas son monógamas y las parejas exhiben un comportamiento muy territorial. En muchos casos, la pareja permanece en su territorio de cría durante todo el año, expulsando a otras aves de las cercanías.

Construyen un nido flotante entre la vegetación de las orillas, utilizando hojas secas de carrizo y enea. Ponen entre tres y siete huevos que incuban ambos sexos durante 24-28 días. Son posibles las segundas puestas.
Los pollos son nidífugos y ya nadan con un día de vida, siempre cerca de los adultos, que los ceban hasta los dos meses de edad. La unidad familiar puede permanecer unida más allá del período reproductor.

Movimientos

La Focha Cornuda es un ave sedentaria que puede realizar desplazamientos locales cuando los humedales en que reside no ofrecen buenas condiciones. Esto suele ocurrir tras la época de cría, cuando se secan algunas de las lagunas temporales que utiliza.
Periodos prolongados de sequía afectan a buena parte de su hábitat y la especie puede ser observada en humedales artificiales, al tiempo que buena parte de la población de fochas cornudas se ve obligada a realizar movimientos oportunistas en busca de lugares adecuados.

Es muy posible que existan movimientos de aves entre los humedales de Marruecos y de España, gracias a su proximidad geográfica.




Referencias:
del Hoyo, J., Elliott, A. & Sargatal, J. (Eds.) 1996. Handbook of the Birds of the World. Vol. 3. Hoatzin to Auks. Lynx Edicions. Barcelona.
Raya, C. (Comp.) 1999. Species Action Plan for Crested Coot (Fulica cristata). Final Draft. BirdLife International. Inédito.
Tucker, G. M. & Heath, M. F. 1994. Birds in Europe: their conservation status. BirdLife International. Cambridge.